domingo, 11 de diciembre de 2016

Editoriales de La Gaceta por la llegada de Avianca a Tucumán

30/11/16

Plan de vuelo

“Venimos de muchos años jugando en el Nacional B. ¿No creen que es el momento de empezar a jugar en Primera? Un funcionario muy cercano al gobernador Juan Manzur reflexionaba de esa manera en medio de una reunión con empresarios locales. Y es que las aspiraciones del actual mandatario son mucho más ambiciosas que la de su antecesor, José Alperovich. Un dato: en poco más de un año de gestión, Manzur acumuló más millas aéreas en el exterior que los puntos que su padrino político pudo haber reunido en 12 años de administración.

Alperovich quiso un avión. Y lo compró. Manzur necesitaba un helicóptero y no esperó hasta Navidad ni hasta los Reyes Magos. Es posible que esa aeronave llegue en el verano, porque a partir de marzo es posible que la necesita si el aeropuerto teniente Benjamín Matienzo cierra hasta junio por refacciones y obras complementarias en la pista de aterrizaje. Lo más cercano para llegar a territorio tucumano será el aeropuerto de Termas de Río Hondo.

Manzur ya dejó de sorprender al stablishment local. El desembarco de Avianca era un secreto a voces que terminó de confirmarse con la llegada del presidente del holding a Tucumán. Hay amigos comunes entre ellos que tendieron los lazos para que la aerolínea de bandera colombiana instale un centro de conexiones (hub) en la provincia cabecera de la región. Fue un trabajo silencioso, tomando como ejemplo lo que puede llegar a ofrecer Tucumán respecto de Salta. El día previo a la presentación oficial del acta acuerdo en la Sociedad Rural, varios funcionarios de otras provincias hablaron con los ejecutivos de Avianca sobre la posibilidad de aplazar los proyectos en Tucumán y elegir los suyos. Es posible que el desembarco definitivo se realice en julio del año que viene, en plena temporada turística, en plena campaña preelectoral, la del primer test en las urnas de Manzur con candidatos propios (o no). El jefe del Ejecutivo sueña con colocar una placa en el aeropuerto que le restituya el mote de internacional.

El gobernador camina hoy por Washington a la espera de que algún funcionario estadounidense del Departamento de Agricultura le jure que ya no habrá más trabas para el reingreso del limón tucumano a ese país. “Sólo faltan cuestiones técnicas; no políticas”, explican en la Casa de Gobierno. Es el mismo argumento que utilizan los productores cárnicos argentinos que también recorren esa ruta y que aguardan que la reapertura se realice antes del 20 de enero, cuando Barack Obama deje las llaves de la Casa Blanca en manos del “proteccionista” Donald Trump.

Manzur anduvo por Nueva York para firmar con el arquitecto César Pelli una de las obras que planificó para el plan de vuelo del primer mandato: el Centro Administrativo Provincial. Esa es otra vieja aspiración. Trató de montarla Antonio Bussi, a mediados de la década de 1990, en el predio Tucumán Norte. Intentó desarrollarlo también Julio Miranda en la zona del ex aeropuerto a través de un Centro Cívico, a principios de este siglo. Ambos chocaron con un condicionante: el financiamiento. El actual gobernador busca inversores para encarar, definitivamente, la construcción de la nueva sede administrativa del Estado, en un terreno fiscal cercano a El Cadillal. Pero no es lo único que está en carpeta. Además de la radicación de nuevas industrias (se analiza una legislación que promueva la instalación de empresas), en el Ejecutivo sueñan con la construcción de un estadio único y de complejos deportivos de alto rendimiento, de tal manera de convertir a la provincia en una plaza para competencias internacionales.

Ese es parte del plan de vuelo de Manzur. En tierra, sin embargo, está lo cotidiano. El gobernador se codea con los empresarios, pero no llega a las bases políticas, que son necesarias en tiempos electorales. El mandatario proyecta grandes obras, mientras los estatales reclaman el pago de un bono navideño (el anterior se anunció a fin de año y se terminó de pagar en Pascuas). El mandatario ha dicho que no endeudará más a Tucumán pero, ¿cómo hará para financiar aquellos emprendimientos? No sólo se trata del despegue de la provincia como destino de inversión, sino también de un aterrizaje suave que no signifique el encarecimiento de los servicios a costa de más impuestos. Ese es el dilema que deberá resolver la actual gestión.

 La Gaceta

------------------------------------

27/11/16

El acuerdo con Avianca y el desarrollo turístico

 Las buenas noticias sobre un logro alcanzado provocan una sensación de bienestar que se va evaporando al cabo de horas o de pocos días. Y cuando ello sucede, surge a veces naturalmente una suerte de invitación a seguir trabajando para consolidar la meta alcanzada o para concretarla. Esta semana, el Gobierno tucumano firmó un convenio con Avianca, línea aérea colombiana, que traerá beneficios para ambas partes.

Se informó que nuestra ciudad se transformará en el tercer distrito de mayor operatividad aérea, en número de vuelos directos. Habrá vuelos diarios a Salta, a Córdoba, y a otros destinos nacionales (Posadas, Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca, Resistencia, San Juan, Mendoza, Iguazú y Rosario), así como a Iquique (Chile) y Lima (Perú), con conexiones directas a Estados Unidos. Las rutas se complementarán con Asunción (Paraguay) y Florianópolis (Brasil). Es decir que los aviones de la compañía recorrerán los destinos de 10 provincias argentinas y de seis países de la región. Se estima que las operaciones de Avianca comenzarán julio del año próximo.

Se ha dicho que este acuerdo abre una gran oportunidad en materia económica para Tucumán, en la cual el turismo ocupará un lugar preponderante. Ello significa una gran ocasión para explotar la tan mentada industria sin chimeneas, a través de acciones coordinadas a corto, mediano y largo plazo. Tal vez una de las primeras medidas debería consistir en poner en condiciones higiénicas la ruta de acceso al aeropuerto Benjamín Matienzo, así como erradicar los cañaverales que se hallan en su proximidad. En varias oportunidades, el incendio de pastizales y de caña ha puesto en riesgo la actividad aeronáutica y se han llegado a suspender o desviar vuelos por esa causa. De paso, se deberían reacondicionar los otros accesos a la ciudad.

Si se implementa una sostenida campaña de promoción de las atracciones paisajísticas y culturales de Tucumán en los destinos de Avianca, es posible que algún momento no muy lejano, comencemos a recibir visitantes del extranjero. De manera que habrá que realizar crear infraestructura donde no la haya porque de poco nada sirve tener un lindo paisaje si los caminos son deficientes o se carece de servicios para ofrecerle al huésped. El tramo de El Infiernillo hasta Amaicha del Valle, de la ruta N° 307, está pidiendo a los gritos su reparación desde hace una década. A fines de 2013 se abrió al tránsito la ruta provincial N° 352, que conecta Hualinchay (a 18 km de San Pedro de Colalao) con Colalao del Valle, sin embargo, esta se halla inconclusa e inutilizable porque resta construir un puente sobre el río Santa María. La zona vitivinícola se vería altamente beneficiada, no solo por la promoción de sus vinos, sino también por la posibilidad de exportarlos, al tener un camino menos sinuoso y más directo que la 307.

En el ámbito de la cultura, Tucumán puede posicionar internacionalmente su histórico Septiembre Musical Tucumano, si se ofrece una agenda con varios meses de anticipación, que concite la atención del melómano extranjero, y complementarlo con tours por museos, paseos a las Ruinas de Quilmes, de San José de Lules o al parque nacional Los Alisos -no se puede acceder porque el viaducto de acceso se derrumbó-, por dar algunos ejemplos. Del mismo modo, el exitoso Concurso de Piano que acaba de concluir, podría convocar al público de otras geografías si se explotara debidamente su importancia.

¿Cuántos puentes podrían construirse o rutas repararse, así como otras obras que pueden favorecer el desarrollo turístico, con los U$S 8 millones (unos $124 millones) que les costará a los tucumanos el nuevo helicóptero que el Poder Ejecutivo adquirirá? Con el convenio firmado con Avianca se abre también una gran oportunidad para que se elabore una política de Estado en materia turística, para que esta actividad se convierta en uno de los ejes de la economía provincial.

 La Gaceta

---------------------------------------

 25/11/16

El convenio del Gobierno provincial con Avianca

Se define la posibilidad como la aptitud, potencia u ocasión para ser o existir algo o facultad para hacer o no hacer algo. Dependerá de las acciones futuras para que se convierta en una realidad. “La historia de una cultura es la realización progresiva de sus posibilidades”, afirmaba el filósofo Oswald Spengler. En Tucumán se ha abierto una promisoria puerta al futuro tras la firma de un acuerdo entre el gobierno provincial con Avianca, línea aérea colombiana.

El convenio beneficiará a ambas partes. Después de Buenos Aires y Córdoba, Tucumán se convertirá en el tercer distrito de mayor operatividad aérea, en número de vuelos directos. A Salta, habrá cinco traslados diarios; a Córdoba, tres; y habrá otros a Posadas, Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca, Resistencia, San Juan, Mendoza, Iguazú y Rosario. También se llegará diariamente a Iquique (Chile) y Lima (Perú), con conexiones directas a Estados Unidos. Se prevé que las rutas se complementen con Asunción (Paraguay) y Florianópolis (Brasil).

Se informó que la aerolínea generará en una primera etapa alrededor de 250 puestos laborales directos y otros 400 indirectos. Se prevé asimismo que se duplique la cantidad de viajeros diarios, actualmente son 800 personas. La compañía de origen colombiano pondría cuatro aeronaves último modelo en territorio tucumano; la primera de ellas llegaría al país a mediados de diciembre.

El presidente de Avianca afirmó que también están interesados en el transporte de cargas. “Es una de las especializaciones que tenemos en el holding, con el traslado de productos perecederos a distintos destinos del mundo. Tenemos una de las flotas más modernas del mercado que también está a disposición de Tucumán”. Respecto de la inversión que hará su compañía dijo: “estamos comprando cuatro aviones y cada uno de ellos cuesta cerca de U$S22 millones financiados. Creo que estará en torno de los U$S 150 millones dentro de la región, porque Avianca Perú también tiene que invertir si viene con el transporte de cargas. Como mínimo puedo decir U$S 100 millones; como máximo, sólo Dios lo sabe... seremos los primeros en contribuir para el desarrollo”.

Se trata, sin duda, de una muy buena noticia para Tucumán si se concretan los planes futuros. No sólo generará fuentes de trabajo, sino que conectará a nuestra provincia directamente con destinos internacionales, hasta ahora vedados, porque quien desea viajar al exterior debe trasladarse previamente a Buenos Aires, Córdoba y en menor medida a Salta. Dejaría de depender de otros centros, porque tendría el propio. De ese modo, se convertiría en la puerta de entrada al norte del país y volvería a ocupar el lugar que nunca debió perder en la región por su cultura y su pujante actividad económica. Ante este abanico de posibilidades que se abre, sería importante que Tucumán diseñara una política de Estado en materia de turismo, que se complementara con las áreas de cultura y deportes, y que se diera participación a las universidades y al empresariado.

“La pasión es el motor que mueve al ser humano. El que no tiene pasión en lo que hace, o no lo hace o lo hace mal. La pasión permite lograr lo que uno quiere hacer y poder ver que eso es posible”, dijo Germán Efromovich, responsable de Avianca. Si los tucumanos nos apasionamos en la construcción de nuestro futuro, seguramente podremos llegar lejos.

La Gaceta 

-----------------------------------

24/11/16

Epicentro del NOA

Avianca les puede abrir las puertas a numerosos lugares de Sudamérica y el interior del país a Tucumán, lo que implica un dato de relevancia para la sociedad, ya que instalaría un nuevo servicio de vuelos alternativo que mejorará la conectividad de la provincia. El dato no es menor, porque cuando se concrete el primer vuelo -se espera que sea en el segundo semestre de 2017- Tucumán subirá un nuevo peldaño para convertirse realmente en el epicentro del NOA. La inversión de Avianca es una cifra importante, y por ese lado se decidió llevar la información a la tapa del diario. El partido de San Martín se eligió para ser el foco de la portada, mientras que un par de títulos se los llevó la sección de Economía: uno vinculado a los pro y los contra del proyecto sobre el impuesto a las ganancias del Gobierno nacional y otro sobre el crecimiento porcentual del impuesto inmobiliario previsto por el Ejecutivo para el año próximo. Un trabajo de TUcumanos referido a la falta de programadores informáticos se ganó un espacio central en la primera página, así como la historia de los vecinos de un pueblo del interior que atrapó a un ladrón que había robado un celular.

La Gaceta 

contador