lunes, 5 de abril de 2010

AA2000 invirtió el 14% de lo prometido en obras

Desde que Aeropuertos Argentina 2000 se hizo cargo de la administración del aeropuerto el 1 de diciembre de 1998, comenzó a realizar obras de mejoramiento en la resistencia de losas de hormigón en plataforma, rodajes y pista de aterrizaje. También mejoró el sistema de iluminación de la pista de aterrizaje, las instalaciones eléctricas de la terminal y mejoras en el suministro de agua.
A pesar de estas mejoras sumamente necesarias para un aeropuerto de categoría internacional, en 2001 anunciaron una inversión de 15 millones de dólares en distintas obras en la provincia.
Las obras anunciadas por Marcos Silvetti (el entonces gerente de Aeropuertos Argentina 2000 en Tucumán), incluía la construcción de un Centro de Convenciones para 1500 personas y con la más moderna tecnología.
-Una estación de servicios dentro del predio del aeropuerto, administrada y explotada por una refinería en el marco de una previa licitación.
-También se anunció un hotel express en el predio del aeropuerto con 40 habitaciones, el cual ya tenía proyecto aprobado. Se trataba de un hotel de paso, pensado principalmente para el hombre de negocios.
-Nuevos locales comerciales en el aeropuerto que buscaban una mayor diversidad de negocios.
-La construcción y explotación de un aeropuerto en Tafí del Valle, brindando un mayor nivel al destino turístico más importante de Tucumán. A este aeropuerto iban a poder aterrizar aviones de 25 plazas. El proyecto estuvo muy avanzado y ya se estaba conversando con aerolíneas que pudieran ofrecer el servicio.
-La instalación de dos mangas telescópicas en el aeropuerto, con la remodelación de toda la plata baja y alta, y la reparación de losas de la plataforma y pista de aterrizaje.


Render proporcionado por AA2000, y publicado en la revista Contexto.

Lamentablemente por la crisis de 2001 y por la devaluación de 2002, no se logró realizar ninguna de las obras anunciadas. Pero en 2005, cuando la economía Argentina estaba mejor, se decidió realizar solamente la obra del aeropuerto, con la instalación de una manga que sirva para el sector internacional. La segunda manga que ya se encontraba en Tucumán, tuvo que ser trasladada a Río Gallegos, por órdenes del gobierno nacional (gobierno Nestor Kirchner).
En definitiva Aeropuertos Argentina 2000 invirtió un 14% de lo prometido, o sea 2 millones de dólares por la modernización de un sector internacional muy agradable pero con serios problemas funcionales por sus reducidas dimensiones que colapsa ante la partida o arribo de un vuelo internacional con solo 70 pasajeros.
Es evidente que Aeropuertos Argentina 2000 está en deuda con Tucumán y con varias provincias del interior donde administra aeropuertos.
Pero lo que más llama la atención es su decadencia en imagen como empresa emprendedora, demostrándolo en el mantenimiento de aspectos básicos del aeropuerto, que permanecen sin solución desde hace meses, incluso años. Será por falta de presupuesto, por falta de personal (explotándolos al máximo) o bajos sueldos.
Mientras tanto, los tucumanos que tenemos los vidrios rotos, una manga oxidada o una terminal despintada, seguimos apreciando las elevadas inversiones millonarias por parte de AA2000 en Ezeiza o Aeroparque. Resolviendo un serio problema de antigüedad y falta de espacio, pero que gasta miles de dólares en banalidades como pantallas de LCD que sirven para pasar propaganda, costosos sistemas innovadores de iluminación, o materiales de elevado costo.

Cabe destacar algunos dichos por parte de directivos como Ernesto Gutiérrez, director ejecutivo de Aeropuertos Argentina 2000, el cual destacaba a Tucumán a nivel nacional, incluyéndola en un futuro hub turístico junto a Bariloche e Iguazú.
También recordemos una frase del gobernador Alperovich tras la inauguración de la manga en agosto de 2005: "Mi administración trabaja para que la provincia vuelva a convertirse en el eje del NOA, una posición que no debió perder nunca”.