martes, 3 de junio de 2014

Puente Barros, filial del Mato Grosso

Desde Conciencia Ambiental Tucumán, seguimos insistiendo en que se limpien las entradas a la ciudad. El puente Barros parece la filial del Mato Grosso, encima de noche sin luz.



Con un cuadro selvático se va a recibir a “Francisco”. Mato Grosso, en portugués significa, “matorral grande”, o sea es el nombre que tiene esa geografía en la vecina nación del Brasil, y se la bautizo así por los abundantes pantanales y selvas que cubren la región, convirtiéndose de esta forma en un excelente pulmón verde.
Nosotros como provincia estamos a muchísimos kilómetros del auténtico “pantanal”, sin embargo pareciese que los encargados de la limpieza de las entradas principales al “Jardín de la República” tomaron la firme decisión de emular los paisajes de nuestros vecinos.
Tristemente, los que deben velar por la limpieza de las entradas a la ciudad no se hacen presentes en sus funciones, no se toma la real conciencia de la importancia de mostrar una ciudad limpia y ordenada.
La principal figura de la Provincia en un discurso en el mes de enero de este año enfatizó: “ no quiero que ningún ministro ni funcionario se achanchen”, “quiero que sigan trabajando con mucha fuerza”…pareciera y las pruebas están a la vista de todos y cada uno de los tucumanos, que este mensaje para nada subliminal, sino en forma directa, a los “muchachos” les entró por un oído y les salió por el otro.
Si entras por la avenida de circunvalación, pareciera camino a “Macondo”, por los basurales hechos a cielo abierto y si venís por el Aeropuerto Internacional, pareciera que aterrizaste en el “Mato Grosso”.
Alguien que escuche y por un momento dejen de pensar en el año que viene, las entradas a nuestra ciudad también es turismo, es la imagen que se llevan los visitantes, máxime si tenemos un aeropuerto internacional del cual desembarcan gente de otros países y pasan por el puente, sin luz y con grandes matorrales.
Funcionarios, no se relajen, el 2015 todavía está medio lejos, cumplan con las funciones para los cuales el pueblo los eligió. 

Por Pedro Martíne-Conciencia Ambiental Tucumán

Primera fuente

conter12