lunes, 14 de octubre de 2013

FOTOS: La llegada de un Boeing 777 por primera vez en la historia de Tucumán (parte 1)

El Boeing 777, también conocido como el Triple Siete, es el más grande birreactor que se haya construido. Esta extraordinaria aeronave tocó suelo tucumano por primera vez en la historia el día 13 de octubre a las 09:58 proveniente de Asunción. Al ingresar a la plataforma la aeronave fue bautizada por la autobomba del aeropuerto, algo que emociona a cualquier persona. Luego comenzaron a cargarla con arándanos y a las 12:30 despegó por pista 20 con destino Miami, previa escala en Lima.

Excelente manera de recibir a una aeronave de este porte que nunca había tocado suelo tucumano.
Mi radar T-SANT1 (Flightradar24) captó el arribo por pista 02.
Fue el primer avión comercial con instrumentos totalmente electrónicos o fly-by-wire. Tiene el record de mayor distancia recorrida sin hacer escalas de un avión comercial: lo consiguió en noviembre de 2005 al volar 21,601 kilómetros sin escalas desde Hong Kong a Londres, por el este, es decir, la ruta más larga (el vuelo comercial toma ruta hacia el norponiente). Este vuelo es incluso más de la mitad de la vuelta al mundo. No por nada Boeing llamó al modelo B777-200LR (por Longer Range) el Worldliner, por su capacidad de despegar y aterrizar en cualquier aeropuerto del mundo sin escalas.


Luego del aterrizaje, fue remolcado a la plataforma.

Tiene el tren de aterrizaje más grande y las ruedas más grandes jamás usadas en una aeronave comercial. Cada rueda del tren principal de un 777 sostiene una carga máxima de 29.294 kg, la carga más pesada de todas las aeronaves comerciales.


Por si fuera poco, las turbinas que impulsan a este mastodonte son las de mayores dimensiones que haya portado avión comercial alguno. Una sola de estas turbinas puede hacer volar un B747, o Jumbo Jet, sin problemas (recuerden que a un 747 lo mueven cuatro motores). Solo como comparación: una turbina General Electric GE90-115B, una de los tres modelos que puede portar el B777, mide 3.43 metros de diámetro contra las 2.94 metros del Rolls Royce RR Trend 900, motor que monta el Airbus A380, el avión comercial más grande del mundo.

En carrera de despegue.

El B777 nació en 1995 como un requerimiento para llenar el hueco entre el B767 y el B747, lugar que antes llenaban los famosos gigantes trimotores: el DC-10, el MD-11 o el Lockheed L-1011 (trío de aviones que después reseñaremos en Ingeniería Extraordinaria). Estos eran fuselajes anchos o widebody, con un motor en la cola y dos en las alas. Curiosamente el primer proyecto para el B777 tuvo esta configuración, esto para poder realizar vuelos intercontinentales, ya que las regularizaciones de entonces estipulaban que un avión que realizara dichos trayectos tendría que tener como mínimo tres motores. Poco después la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO, por sus siglas en inglés) permitió las operaciones transoceánicas con bimotores, lo que le abrió a Boeing la posibilidad de fabricar un bimotor, uno con los más grandes jamás creados.

web counter free

3 comentarios:

Anónimo dijo...

es nuevo ese b777? saben que matrícula utiliza ?

aeropuertotuc dijo...

Matrícula N778LA, y realizó el primer vuelo en oct de 2012.

Anónimo dijo...

http://www.cciilan.com.ar/todosabordo/131101/nota01.htm