sábado, 28 de abril de 2012

Llená el tanque y calibrame las gomas. Como no, 120 lucas.

Ojalá fuera así de simple y económico pero no lo es. El gobernador de Tucumán no renuncia a la costosa comodidad de tener dos Jets a su disposición y a la de su familia por supuesto.

Los gastos increíbles de la Fuerza aérea de Alperovich son desconocidos para la inmensa mayoría de los tucumanos. Ahora se trata de un service de rigor para una de las aeronaves. 120 lucas.



MIREN Y APRENDAN.

Aviso número: 27780
DECRETO 716 / 2012 DECRETO SINTETIZADO / 2012-04-12

DECRETO N° 716/1 (MC), del 12/04/2012. Expte. N° 12/115-D-2012. — Autorízase a la Dirección Provincial de Aeronáutica a contratar en forma directa con la firma CIELO S.A., con domicilio en Ruta 202 y Balcarce, Aeropuerto Internacional de San Fernando, Provincia de Buenos Aires, los trabajos de inspección (Fase 5) en la aeronave Cessna Citation Bravo, Matrícula LV-BEU, por la suma total de $116.595,60. Páguese.

Para leer en la casa de los Rojkés-Alperovich.

Pese a que no pocos funcionarios dan la sensación de desconocerla, existe en la Argentina una ley de ética pública, que data de 1999 y que en su artículo segundo, inciso g, dispone específica y expresamente que los funcionarios públicos deben abstenerse de usar los servicios del Estado -el transporte aéreo es claramente uno de ellos- para su beneficio particular o el de sus familiares.

También existe el llamado Código de Etica, aprobado en su momento por el decreto 41/99, que enumera como deberes de los funcionarios públicos los de prohttp://www.blogger.com/img/blank.gifbidad, respeto, sobriedad y moderación en el desempeño de sus funciones, además de la obligación de usar los medios de que disponen únicamente para el cumplimiento de sus funciones y deberes y la de evitar cualquier ostentación. Agrega, asimismo, el mandato concreto de evitar el abuso de los bienes del Estado que están a su cargo, con el deber adicional de no permitir que otros (incluyendo los familiares) abusen de ellos, empleándolos para fines personales.

Fuente: LaCompañera.com




Contador web