viernes, 13 de mayo de 2011

Comenzó a volar el nuevo avión del Gobierno de Tucumán

Anoche aterrizó el primer vuelo oficial del nuevo Learjet 60 XR del Gobierno de Tucumán, matrícula LV-CKA. En el vuelo viajaba el Gobernador Alperovich y el Ministro Manzur.
Esta aeronave de última generación con pantallas LCD, DVD, flight tracker, internet, frigobar y microondas, será utilizado por el gobernador Alperovich para sus traslados, teniendo en cuenta que es la mejor aeronave que un gobernador argentino haya adquirido. En cambio el Cessna Citation, matrícula LV-BEU, será utilizado para los traslados sanitarios.





Recordemos que por esta innecesaria compra de 37 millones de pesos, Alperovich fue muy criticado a nivel nacional, ya que no encontraban justificativos para una compra de semejante monto, cuando podrían haber adquirido dos aviones con la misma performance de vuelo, al mismo precio. Por otro lado, el Cessna Citation nunca tuvo la suficiente demanda sanitaria como para que se justifique la compra de otro avión. Y esto sin olvidarse que Mendoza no tiene avión sanitario, ya que alquilan cuando les hace falta. Y Córdoba y Santa Fe tienen aviones a hélice.

El gobernador nunca presentó la nueva adquisición del gobierno de Tucumán. Probablemente no lo hizo, ya que si se lo llega a conocer por dentro, los tucumanos observaremos maderas lustradas, asientos de cuero, posavasos finos y toda la tecnología mencionada. Es evidente que a la gente no le va a gustar ver tanto lujo en un avión que supuestamente fue comprado para traslado sanitario.

Por lo tanto, a esta aeronave se la podrá llegar a usar cada tanto como vuelo sanitario, sacarán las fotos necesarias, y luego se lo usará siempre para vuelos oficiales. Sería incoherente que no sea así, ¿para qué querría un paciente enfermo tanta tecnología pensada en el confort de un ejecutivo?

La aeronave que no se vendió

Cuando compraron al Learjet 60 XR, el gobierno salió a justificar la compra diciendo que iban a vender dos aeronaves de la flota de la provincia, lo cual reduciría los gastos del lujoso Learjet. Pero esto no pasó, y el Turbo Commander sigue volando para el gobierno de Tucumán. Actualmente se encuentra en el hangar.
El Piper Navajo nunca se supo que haya sido vendido.