martes, 4 de enero de 2011

El aeropuerto vivió una jornada a ritmo infernal

No sólo el hipódromo fue un infierno ayer. El aeropuerto Benjamín Matienzo superó los récords que suelen registrarse los 9 de Julio cuando aterrizan más aviones de lo acostumbrado.



Ayer, iban y venían helicópteros y aviones ocupados con tareas del Dakar. Se vieron Hércules, un Metro III (del Gobierno de Catamarca que partió luego a Jujuy), un Piper Pa-42-720 Cheyenne IIIA (vino de Córdoba), un Pilatus PC12, un Turbo Porter, un Beechcraft B-200 King Air, un Fokker F28 y helicópteros Bell UH-1 Huey II, EC130 y el Be3ll 407 del Gobierno tucumano.
Todos iban y venían. En total fueron unos 35 vuelos en menos de 10 horas sin contar los que se hicieron para cargar combustible y sin tener en cuenta los comerciales de Aerolíneas, Sol y Lan, que ya estaban previstos en la rutina del aeropuerto.
LA GACETA consultó el blog especializado http://aeropuertotucuman.blogspot.com que calificó el día de ayer como "histórico".

La Gaceta