viernes, 24 de diciembre de 2010

Un vuelo que venía a Tucumán tuvo una fisura en el parabrisas

Ayer el vuelo 4156 de LAN, partió de Aeroparque a las 20:09 (2 horas de demora), y a la media hora de vuelo pasaron por una tormenta, donde el Airbus 320 experimentó una fuerte turbulencia. Minutos después, el capitán se comunicó con los pasajeros para informar que se había fisurado el parabrisas, y que por precaución (para evitar problemas de presurización), volverían a Aeroparque.
Los pasajeros varados de Tucumán y Buenos Aires, que no tenían donde dormir, fueron alojados en hoteles en las respectivas ciudades.
El vuelo iba completo, y los 165 pasajeros volarán a Tucumán en un vuelo especial a las 14:30, para arribar a Tucumán pasadas las 16:00.



Gentileza de Leon Juan Méndez