viernes, 19 de noviembre de 2010

Vaso medio vacío

El turismo sigue dejando dudas. El marketing funciona pero hay cosas que no cambian. ¿Es un problema cultural o falta una política en serio?


¿Pueblo o ciudad?

"¿Por qué Salta tiene un ministerio que agrupa Turismo y Cultura y todo funciona bien y acá tenemos dos entes y Tucumán sigue igual que siempre?".
La pregunta, en LA GACETA, generó una inmediata respuesta: "no está igual que siempre. Hay cambios".

- ¿Ah, sí? ¿Qué cambios?
- Bueno... hay movimiento. El Cadillal está distinto... hay proyectos de hoteles, hay entusiasmo empresario....

- Y ese movimiento significa cambios? Vamos... ¿estás hablando en serio? .

- Claro que hablo en serio. Esto es un trabajo, ¿no? Y supongo que es parte de tu trabajo ser desconfiado, ¿no?

- Sí. ¿Cuál es el entusiasmo empresario? ¿De qué hoteles hablamos? ¿Del Sheraton? ¿Del de Yerba Buena?
- Son 11 hoteles, según anunció el presidente del ente de Turismo, Bernardo Racedo Aragón. Y dice -yo no puedo comprobar lo que dice- que el 40% de la planta hotelera está reciclada. Y los empresarios dicen que están contentos con el movimiento, las actividades de marketing, los eventos en los Valles, el cine móvil...

- ¿Y el marketing es movimiento? También los empresarios se quejaron de que los accesos a Tucumán son una porquería, que es terrible entrar por vía automovilística, y que el aeropuerto -no lo dijeron con estas palabras- es de cuarta. Los taxis son un desastre y son carísimos, no hay ómnibus desde la aeroestación. Parece un país bananero.
- Sí pero El Cadillal está cambiado. Ya está incorporado el catamarán y aunque el banana boat no está, ya se va a montar una aerosilla y hay barcitos con vista al lago.

- Ah sí. Los cambios. Famaillá también está cambiando. Está promoviendo el "turismo kitsch" en el que todo da igual.

- Bueno... pero también hay hoteles boutique, y está lleno de hostels.

- Igual que el resto del país. ¿En qué nos diferenciamos? ¿Has visto lo que es el Indio? Otra feria kitsch, cubierta de plásticos negros.
- Bueno... ya hablamos de un problema cultural. Los miradores de la ruta a San Javier fueron destruidos cuatro veces en seis meses, la última a balazos.

- ¿O sea que la idea es que los salteños pueden aprender a cuidar el patrimonio y los tucumanos no? ¿Estás hablando en serio? ¿Por qué no me explicás por qué la ruta 307 no se puede arreglar de una vez? ¿Por qué Vialidad lleva años reparando la parte de El Infiernillo? ¿Por qué el automovilista que llega desde Cafayate viene por una ruta perfecta y cuando entra a Tucumán encuentra una poceada ?
- No. Es un problema cultural, pero de las autoridades. Lo dicen los empresarios: "Le pedimos al aeropuerto que mejore el transporte de pasajeros y nos responden que no es competencia suya, sino de Transporte. En todos lados nos dicen que a la culpa la tiene el otro", explicó Federico Lanati, presidente de la Cámara de Turismo de Tucumán.

- ¿Y la capacitación? ¿De qué sirven los hoteles si no hay calidad de atención ni conciencia general? De eso se habla desde hace años y no se hace nada. Además... me acaban de contar que en Tafí del Valle se robaron la estructura para La Pasión y que nadie se hace cargo porque, total, para Semana Santa falta mucho...
- Bueno... me imagino que en Salta pasó esto hace 20 años... tiempo al tiempo.

- ¿Pero de cuánto tiempo estamos hablando? Ya se perdieron la hostería de Amaicha y la Primera Confitería. La nueva ley de Turismo está desde hace meses sin reglamentar y siempre se depende de que el gobernador se interese para que se hagan emprendimientos. ¿Esto es una política de turismo?

- Me rindo. Donde yo veo movimiento vos ves tembladeral. Yo veo el vaso medio lleno y vos lo ves bastante vacío. No sé qué decir.

- Yo tampoco. El día que veamos cambios en serio y que lleguen turistas en serio volvemos a hablar... o a discutir. A mí dejame que sea desconfiado. Es mi trabajo.


Por Roberto Delgado

La Gaceta

---------------------------
Comentario dejado:

geopolitica37
primero,el milagro salteño,se produjo en gran parte estando racedo al mando del ministerio,con un presupuesto acorde al proyecto, se hizo...se pudo. aca en la provincia no hay presupuesto,no hay proyecto, el ente es una mera agencia de publicidad, solo eso, con muchas manos economicas propias de racedo aragon, dentro del dinero publico, y el presupuesto? casi nulo, y al mismo tiempo inservible pues lo que hay se va rapidito a traves de papeles firmados desde la casa de gobierno para fines ,que no hacen al turismo. o sea tucuman la rpovincia mas sucia, la mas empobrecida,la menos previsible, quien salio de tucuman sabe de lo que hablo, los ingresos rutas nuevas donde no vive nadie, bueno siete libros de "esto no hay que hacer"