miércoles, 30 de julio de 2014

"Un vuelo en mi cumpleaños"

Relato de vuelo AR1477, TUC-AEP, 29 de Julio. 2035-2215. Boeing 737-800 LV-FQC.
Hoy (ahora ayer) fue mi cumpleaños. Y tenía que viajar a BUE para una reunión. Para mimarme, iba a pedir un upgrade a Club Economy, pero el avión que me tocó es All Economy. El pitch (espacio entre las filas de asientos) es miserable, peor que en todos los demás 73G y 738 que tomé.
El avión está increíblemente nuevo y bien cuidado. La tripulación es sin dudas la mejor que me tocó en años. Eran cuatro TCP, un varón y tres mujeres. En un momento, a mitad del vuelo (ocupación 71%) fui al baño y las TCP, que estaban cenando, me saludaron con una sonrisa y me explicaron que la puerta había que empujar, no que tirar. Cuando entré al baño, no bien cerré la puerta, el avión se metió en un pozo de aire, y se sacudió todo. De inmediato el comandante ordenó que se cancele el servicio y que todos volvamos a nuestros asientos, porque habría mucha turbulencia.
Yo me paré e intenté ponerme el pantalón pero otro sacudón y me caí al suelo, con tanta suerte que golpeé mi cara con un espejo, con la punta del espejo, que era particularmente filoso y me hice un tajo. Toqué el timbre y las TCP que estaban cenando vinieron a ver qué pasaba y a pedirme que vuelva a mi asiento, que había fuerte turbulencia. Les abrí la puerta y se asustaron, corrieron a las primeras filas y trajeron el botiquín de primeros auxilios.
Yo no había visto nada, porque casi no había podido pararme. Una de las tripulantes, realmente capacitada, se puso guantes de latex, me desinfectó con yodo y me vendó con una prolijidad mejor que en una clínica. La otra mientras revisó que el espejo no se hubiese roto para que no tuviera vidrios dentro.
El avión se sacudía muchísimo pero las TCP estaban haciendo un trabajo brillante en el baño trasero derecho.
Luego me acompañaron ellas dos, y el TCP varón, a mi asiento, y volvieron cada 10 minutos para ver si estaba bien y si no me seguía saliendo sangre. Fue un corte realmente superficial, porque no me salió mucha sangre (bah, lo suficiente para manchar mi camisa, pero nada grave).
Luego se terminó la turbulencia y repartieron el servicio, que fue improvisado. No sirvieron café porque no hubo tiempo de hacerlo y el vuelo se estaba por terminar. Pero fueron increíblemente simpáticos con todos los pasajeros (había muchos niños!). Y a mí me dieron, POR PRIMERA VEZ, Y COMO REGALO DE CUMPLEAÑOS, la comida sin gluten que había pedido al hacer la compra del pasaje. Es realmente mejor que la caja feliz, es la bolsa feliz. Me gustó y la pediré siempre de ahora en más.
Volvió la turbulencia cuando terminaron de servir el servicio. El comandante se disculpó y comentó que intentó muchas alturas diferentes, pero que tráfico aéreo no le permitía porque había bastante tráfico en la misma ruta. Y que estaba realmente complicada esa parte (cerca de ROS).
No retiraron el servicio. Pidieron que pongamos todo en las bolsas ubicadas en el asiento de adelante nuestro.
Finalmente, aterrizamos en Aeroparque por pista 13. El aterrizaje fue excelente, y la aproximación calma y serena. Aeroparque a las 2215 estaba bastante vacío. Desembarcamos en la manga más al norte así que fue bastante caminar hacia el reclamo de equipajes, y nos tocó la cinta 1. En la cinta 2 había un vuelo que venía de PRA (que no había aterrizado aún) y en la cinta 3 un A320 de LAN que venía desde COR. Ahí desbordaba de gente esperando.
Nuestro equipaje comenzó a salir a los 15 minutos de aterrizar. Hasta entonces iba todo perfecto.
Pero se cortó, no salió nada más. Y éramos unos 10 pasajeros que esperamos dos minutos, hasta que se acercó un empleado del reclamo de equipajes de AR y nos dijo que los últimos 12 bolsos no se habían podido cargar por un problema técnico en la cinta del aeropuerto de TUC. Es decir, que habían quedado atascados en el aeropuerto.
Era la primera vez que a este hombre le pasaba algo así. Es decir. Uno despacha el equipaje, y va por una cinta por donde es escaseado por la PSA. Esa cinta se descompuso y quedaron todas las valijas metidas dentro de ese túnel. No se las puede sacar fácilmente, así que hay que esperar que arreglen la cinta y sacarlas.
Prometieron que llegarán en el AR1471 de mañana a las 0810. Había una docena de empleados de reclamo de equipaje, así que cada uno fue atendido rapidísimo y en forma muy profesional. Un señor por ejemplo continuaba su viaje hacia MDQ en colectivo (porque no hay vuelos tan tarde) y se lo mandarían a su casa en MDQ mañana a la siesta. A mi me lo traerán mañana a eso de las 11.
Bueno, sin dudas fue un vuelo muy excepcional, como cada uno. Pero me tocaron tripulantes increíbles, un personal de tierra increíble, un avión hermosísimo (aunque con un pitch incómodo) y este error tan raro (como que se rompa una cinta de equipajes) no sorprende en un aeropuerto como Tucumán, así que es perdonable. Sobre todo porque nos dieron una solución inmediata.
Lo único lamentable fue que yo tengo una audiencia importante mañana a las 9 y tendré que ir de jean y camisa (con sangre) pero bueno, a lo mejor podré contarles algo que haga más ameno mi trabajo.
El corte es realmente mínimo y la atención de las tripulantes, cuyos nombres no sé, fue ejemplar. Nunca, en mis 255 vuelos, recuerdo haber tenido una tripulación tan buena como esta.
Felicito a AR en absolutamente cada uno de sus aspectos. Y fue la primera vez que, si bien no me dieron la KosherMeal, me dieron la comida celíaca así que fui feliz por tener algo distinto y realmente rico.
La turbulencia causó algún que otro mareo pero los niños disfrutaron muchísimo y algunos incluso gritaban de emoción.
Mi compañero de asiento, entre mi vendaje, mi comida celíaca y todo lo demás, posiblemente haya querido vomitar. Por suerte era extranjero!
AR nuevamente me sorprende y felicito a todos y cada uno de los que la hacen. La recomiendo 100%.
Saludos @BUE
Eielef






1 comentarios:

Laslo Losla dijo...

Te mintieron, la cinta siempre funcionó. Lo que sucede es que el apuro y la calidad de servicio no van de la mano.....