miércoles, 2 de noviembre de 2011

Fotos: El nuevo edificio de la Legislatura de Tucumán por dentro

Si bien esto no tiene que ver con la aeronáutica (salvo en las decisiones que se puedan tomar adentro), quería compartir estas imágenes del interior del nuevo edificio de la legislatura en la etapa final de la obra. Este edificio es considerado único en su tipo en Tucumán, y que hasta ahora nadie conocía.








El mármol de los pisos fue traido de la China.










Salón se sesiones (con alfombra roja en el suelo).






Vista de la Plaza Urquiza desde la oficina de un legilador.






En la terraza del edificio casi no hay espacio para caminar. Las decenas de equipos de aire acondicionado, abarcan gran superficie de terraza. Como una cualidad innovadora, este edificio no tiene tanque de agua, por lo tanto el agua es impulsada desde el subsuelo por importantes bombas de agua que alimentan al edificio. En caso de corte de luz, un importante grupo electrógeno CAT de 800 Kva, mantendrán al edificio con agua y con los servicio básicos, por algunas horas.



Al conocer los pormenores de la obra, pienso que los tucumanos deberíamos evitar de otorgar un proyecto de arquitectura a estudios de Buenos Aires. Los arquitectos del estudio Peralta Ramos no tomaron en cuenta el clima de San Miguel de Tucumán, y decidieron colocar piel de vidrio en los cuatro frentes. No hay doble vidrio al este ni al oeste. La Sala de sesiones está ubicada al oeste del edificio y tiene vidrios en la parte posterior. Por lo tanto el salón es un horno en verano y un lugar cálido en invierno. Por este motivo los aire acondicionado funcionarán todos los días del año.
Como el estudio porteño desconocía estas cualidades climáticas no planificó la instalación de aire acondicionado y sus respectivos conductos. Esto trajo aparejado grandes gastos de cambios durante la obra. Por esta falta de planificación, hay espacios que terminaron siendo de 2,10m de alto (de piso a cielorraso).
Si este edificio hubiera sido planificado por algún estudio de arquitectura de Tucumán, probáblemente esto no hubiera ocurrido, ya que desde la facultad de arquitectura de la UNT, se concientiza a los alumnos de generar una arquitectura sustentable, teniendo en cuenta los aspectos climáticos del lugar, en la búsqueda del ahorro energético. Todo lo contrario al edificio de la Legislatura.

Fotos exclusivas

Otras cualidades del edificio: por La Gaceta