lunes, 4 de abril de 2011

A 36 años de un fatal accidente en los cerros tucumanos

Reseña histórica de Aeromilitaria

En agosto de 1974, el Ejército estacionó en la ciudad de Tucumán una sección de cuatro UH-1H Huey que comenzaron a realizar regularmente operaciones de reconocimiento aéreo, transporte de tropas, patrullaje, escolta aérea armada, sostén logístico y apoyo a la comunidad. La iniciativa era parte del esfuerzo antisubversivo que las fuerzas armadas y de seguridad desarrollaron cada vez con mayor intensidad en esa provincia bajo la conducción del comandante de la V Brigada de Infantería (Br. I. V), Grl. Luciano B. Menéndez y que en febrero de 1975 alcanzaría el nivel de un operativo formal respaldado por decreto presidencial secreto. Estimamos que esos y otros medios aéreos deben haber sido empleados en dos nuevos operativos antiguerrilleros, esta vez infructuosos, que se llevaron a cabo en agosto/septiembre y noviembre de ese año. Para el traslado de tropas y pertrechos empleados en esos operativos se emplearon adicionalmente cargueros C-130 Hercules de la Fuerza Aérea.


FOTO INEDITA: El DHC-6 Twin Otter matrícula AE-259 que se estrelló contra el Cerro Ñuñorco Chico durante un vuelo de reconocimiento.

Fue durante esta etapa exploratoria que la aviación militar sufrió la primera baja de esta campaña. El 5 de enero de 1975, pasando el mediodía, el de la Sec Av Cpo Ej III (AE-259) fue declarado en emergencia mientras sobrevolaba la Quebrada del Aconquija entre Tafí del Valle y Acheral. La máquina operaba desde Tucumán y trasladaba al comandante del III Cuerpo de Ejército, Grl. Enrique E. Salgado, al comandante de la Br. I. V, Grl. Ricardo A. Muñoz, y 8 oficiales de sus estados mayores en un vuelo de reconocimiento de la zona donde operaba la guerrilla. Gracias a un vuelo de reconocimiento realizado a primera hora del día siguiente, fue posible determinar que la máquina se había estrellado a unos 2.000 m de altura contra una ladera del cerro Nuñorco Chico en condiciones meteorológicas adversas. En el incendio que siguió al impacto, perecieron carbonizados todos sus ocupantes; incluyendo los tripulantes, Cap. Roberto C. Aguilera, Tte. 1o. Carlos E. Correa y Sarg. Ay. Aldo R. Linares. Mal revelando a la opinión pública, el accidente fue explotado publicitariamente por la guerrilla, cuyas unidades de propaganda difundieron la versión de que la máquina había sido derribada con ametralladoras antiaéreas obtenidas por el ERP en el copamiento del Batallón de Comunicaciones 141 (B Com 141) de Córdoba del 28 de febrero de 1973.

A causa del ataque perdieron la vida 13 integrantes de esa fuerza:

Comandante del 3er Cuerpo de Ejército General Br. Enrique Eugenio Salgado,
Comandante de la 4ta. Brigada de Infantería General Br. Ricardo Agustín Muñoz
Coronel Eduardo Wilfredo Cano
Teniente Coronel Oscar Rubén Bevione
Teniente Coronel Pompilio Schilardi
Teniente Coronel Pedro Santiago Petrecca
Mayor Roberto Dante David Biscardi
Mayor Pedro Antonio Zelaya
Mayor Héctor Abel Sánchez
Mayor Aldo Emilio Pepa
Capitán Roberto Carlos Aguilera
Teniente 1ro Carlos Eduardo Correa
Sargento 1ro Aldo Ramón Linares

Exhibición de partes de la aeronave siniestrada:


La provincia de Tucumán, en reconocimiento a los 13 militares que fallecieron en este accidente, colocó piezas de la aeronave cerca del lugar donde cayó el Twin Otter. Poco a poco, la gente las va robando. Tampoco hay referencias que indiquen de qué se trata.


Esta especie de monumento está a un costado de la ruta 307, a pocos Km de el El Mollar.


Parte de la aeronave tirada en el piso.

Fuente:
Aeromilitaria: Historia completa
Roll Out

1 comentarios:

david dijo...

Ese dia naci yo.