sábado, 6 de noviembre de 2010

En Ezeiza y en el Matienzo los pasajeros perdieron la paciencia y la posibilidad de volar

Los vuelos que debían llegar en la tarde de ayer fueron cancelados, al igual que el que debía partir a Buenos Aires hoy a las 6.40 . Al paro de Aerolíneas se sumó la dificultad para coordinar el servicio de cabotaje con los vuelos internacionales. Indignados.


INDIGNADOS Y CANSADOS. Anoche, en el aeropuerto Benjamín Matienzo, los pasajeros frustrados se preguntaban cómo hacer para llegar a destino. LA GACETA / ENRIQUE GALINDEZ

Cuando todo hacía pensar que el plantón de dos días en Ezeiza por el paro de Aerolíneas Argentinas estaba ya casi resuelto, el conflicto en el tránsito aéreo sumó anoche un nuevo capítulo, tras la suspensión de los vuelos de cabotaje de Aerolíneas Argentinas y Austral que debían salir anoche, con miles de pasajeros exigiendo respuesta a las autoridades y reclamando por sus equipajes retenidos.
Aunque el cronograma de vuelos había comenzado a normalizarse ayer, a las 21 se anunció por los altoparlantes de la estación aérea, sin dar más explicaciones, la cancelación de "todos" los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral.
Minutos antes, los empleados de las compañías comenzaron a retirase de los mostradores ante el temor de ser agredidos por viajeros que reclamaban a los gritos sus equipajes retenidos por hasta 48 horas.
En tanto, los pasajeros que ya habían embarcado se negaron a bajar de las aeronaves a pesar de la presencia policial. Una mujer que debía salir en el vuelo 1476 con destino a Tucumán dijo a canal de noticias TN que, tras tres horas a bordo, cortaron el aire acondicionado para obligarlos a bajar y que después aparecieron efectivos de la Policía Aeronáutica.
Por la medida, el penúltimo y el último vuelo del día desde Buenos Aires a Tucumán, que debían arribar ayer a las 20.10 (número 2476, de Aerolíneas) y a las 22.10 (2.478, de Austral), fueron cancelados. Por lo pronto, hoy no partirá el vuelo 2.479, que suele despegar a las 6.40 de Tucumán.
En el aeropuerto Benjamín Matienzo, a los pasajeros que deberían haber tomado el penúltimo vuelo, les ofrecieron devolverles el costo del pasaje y se les sugirió que se pusieran en lista de espera en LAN, ante la alta probabilidad de que Austral y Aerolíneas tampoco vuelen hoy.
Entre ellos había más bronca que cansancio. Los miembros de un grupo de estudiantes universitarios de la Unsta que debían viajar para participar de actividades académicas en Buenos Aires, se debatían anoche entre madrugar hoy y ponerse en lista de espera de LAN o ir a la terminal y tratar de conseguir pasajes en colectivo. Uno de ellos, Franco Yanotti, se preguntaba si valdría la pena tomar la primera opción. "Mañana, todo el mundo va a venir a tratar de conseguir un lugar en LAN", reflexionó.
La pesadilla en Ezeiza se inició el jueves, el mismo día en el que los vuelos de cabotaje y regionales comenzaron a operar en esa aeroestación (Aeroparque está cerrado porque se están realizando obras). Un sorpresivo paro de pilotos, por un enfrentamiento entre dos gremios, generó la suspensión de las 38 frecuencias que debían partir hacia distintos puntos del país.
Pero ayer se sumó un nuevo ingrediente al problema: mientras Aerolíneas y Austral intentaban reacomodar los vuelos, el comité de crisis del aeropuerto convocó a las empresas, a Migraciones y a la Aduana y entonces se decidió cancelar todos los arribos y las partidas con destinos locales debido a la falta de coordinación entre los vuelos internacionales y los de cabotaje, según un comunicado que reprodujo la agencia NA.
Los problemas para los pasajeros que debían partir de Tucumán se iniciaron muy temprano. Cansados y con las valijas hechas a las apuradas, los viajeros de los vuelos cancelados el jueves llegaron inútilmente al aeropuerto: el primer viaje del día a Buenos Aires, previsto ayer para las 6.40, no salió. Y el vuelo que debía partir a las 8.10 desde Ezeiza hasta la provincia, lo hizo dos horas más tarde. Fue el único vuelo de Aerolíneas que llegó y salió de Tucumán. El resto fue cancelado. LAN y SOL no sufrieron demoras.