viernes, 13 de noviembre de 2009

Una falla en uno de los motores provocó la emergencia en el vuelo de AeroSur

La aeronave partió del aeropuerto de Ezeiza y se dirigía a Santa Cruz de la Sierra. Falló uno de los motores. Transportaba 59 pasajeros que están varados en la estación local.


Imagen ilustrativa.

A las 16.07, el vuelo 5L 211 de Aerosur despegó del aeropuerto internacional de Ezeiza con destino a Santa Cruz de la Sierra. Tiempo después, la aeronave presentó una falla en uno de sus motores; la comandante declaró el vuelo en emergencia y solicitó aterrizar en el aeropuerto Benjamín Matienzo. Pasadas las 18, luego de pasar un momento de angustia, aterrizó sin problemas el Boeing 737.
El vicecomodoro Manuel Izquierdo Vázquez, jefe del aeropuerto, confirmó a LA GACETA el aterrizaje de emergencia del avión de Aerosur e indicó que tocó pista sin inconvenientes. Señaló que los mecánicos de la compañía aérea boliviana están evaluando si la nave podrá seguir viaje o deberá cancelarse el vuelo.
El blog aeropuertotucuman.blogspot.com, precisó que el avión transporta extinguidores de fuego en su bodega trasera y 59 pasajeros, quienes esperan en el hall de la estación aérea alguna novedad. LA GACETA ©

La Gaceta:
http://www.lagaceta.com.ar/nota/352415/Informaci%C3%B3n%20General/avion_Aerosur_aterrizo_emergencia_Tucuman.html

----------------------------------------------
Aclaración:

Los pasajeros no bajaron del avión, pero les llevaron café y alimentos del bar. No se trataba de una comandante mujer, sino de una copiloto mujer. Pasadas las 23:00, cuando se logró reparar el motor, el avión despegó para seguir viaje a Santa Cruz de la Sierra.
La falla sería un aumento en la temperatura de uno de los motores, con alarma de fuego en el motor.
La aeronave en cuestión era la conocida "Bufeo", matrícula CP-2561.




account login page

1 comentarios:

Jorge dijo...

aparentemente lo que pasó fue que tuvo una alarma de fuego de motor, lo detuvieron, pero luego del aterrizaje personal de manteniemiento comprobó que se trató de una falsa alarma.
Solucionaron la falla y el vuelo siguió, si hubiera tenido un recalentamiento verdadero con alarma de fuego, no creo que hubiera podido continuar tan facilmente.