martes, 7 de julio de 2009

Hay que ajustar los tornillos

Ya es común que los vuelos pierden la señal del DME del VOR o del ILS de Tucumán, cuando apenas están a unas 15 millas, o menos. Y lo típico es la respuesta de los controladores que indican que todo está en orden, y a los 30 segundos, todo vuelve a funcionar correctamente.
Esto da la evidencia que algo no está funcionando del todo bien, y que solamente detectan la falla si algún piloto la indica.
La Fuerza Aérea debería calibrar los equipos, mejorar el mantenimiento de sus radioayudas, o directamente ajustar los tornillos.



mba-online-program.com

2 comentarios:

Joaquin C. dijo...

Típico, diario y frecuente funcionamiento del VOR TUC.
Lo que me pregunto es como hacen los pilotos para hacer las cartas, ya que ni el VOR ni el ILS cuentan con el DME.

José Ignacio dijo...

Apenas se presenta el problema, le avisan al controlador tucumano, y lo interesante es que responden que está funcionando con normalidad, y a los 20 segundos vuelve a emitir señal.
De cualquier modo, por lo general no se descomponen las dos radioayudas al mismo tiempo.
Generalmente tienen referencia visual, aunque últimamente con el problema del humo, se disminuye la visibilidad.