viernes, 28 de noviembre de 2008

Bienvenida con olor a quemado en el aeropuerto

Relato de un pasajero del avión siniestrado.

Carlos es un hombre acostumbrado a volar. Tanto que ya no lo distrae la ventanilla. Cuando saca sus pasajes pide pasillo “para estirar las piernas cuando pueda” y porque los paisajes no lo atraen como cuando era un niño.
El vuelo presentaba bastante butacas vacías, así que esta vez se tentó y se pasó a la ventanilla. “Cada vez que no me quedo en mi asiento algún susto tengo”, pensó; pero no le dio importancia a la premonición y se dispuso a disfrutar del viaje.
“Su atención por favor: en minutos más aterrizaremos en el aeropuerto Benjamín Matienzo, la temperatura es de...”, empezó a decir la azafata del vuelo que el martes a la noche venía de Buenos Aires.
Pasaron los minutos y el McDonell Douglas todavía estaba en el aire. Carlos recordó algunos vuelos incómodos hacia Panamá y hacia México.
Cuando se dio cuenta de que llevaban dando varias vueltas alrededor del aeropuerto empezó a hacerse unas cuantas preguntas. Todavía no hallaba las respuestas, y vio que se abría la puerta de la cabina y salía de allí alguien con charreteras que parecía el comandante.
“Pues, algo no está bien aquí”, se dijo a sí mismo, y miró cómo el experto se iba hasta el fondo del fuselaje.
Segundos después regresó a la cabina este hombre cuya vestimenta transmitía autoridad y seguridad, aunque su andar por el pasillo espantara a más de uno. Incluso se podía oír cómo una señora ubicada dos asientos más adelante ya estaba rezando el Rosario, cerca de este colombiano experto en informática.
El avión dio su última vuelta y encaró hacia la pista. Aparentemente, había llegado la hora de tocar tierra. Carlos Lora se acomodó mejor, miró por la ventanilla y de pronto sintió un crujido poco común.
El carreteo se hizo corto, inesperado, y la inercia provocó un chicotazo en cada uno de los cuerpos que quedaron estirando sus cuellos y torsos hacia delante como jirafas curiosas. Pero eran pasajeros asustados que empezaron a ver que se levantaban chispas desde la pista, al tiempo que se detenía el avión.
Carlos escuchaba cómo latía su corazón a un ritmo mayor que el acostumbrado cuando oyó la voz que todos esperaban: “Señores pasajeros, hemos aterrizado en el aeropuerto Benjamín Matienzo de la ciudad de Tucumán, les damos la bienvenida…”. La voz de la azafata no era muy convincente; menos aún cuando los pasajeros empezaban a sentir el olor a goma quemada y los bomberos se acercaban a la aeronave. “Un chiste de mal gusto”, pensó Carlos.
Veinticuatro horas después, mientras le cuenta su historia a LA GACETA sonríe y hasta le parecen una humorada aquellas palabras de la azafata, que seguramente buscaba tranquilizar a los 69 pasajeros que todavía no entendían por qué estaban en medio de la pista; no podían moverse del avión y un olor a quemado les tapaba la nariz.
“Después nos habló el comandante y nos explicó todo lo que había pasado, y que no había por qué preocuparse. Bajamos del avión y nos tuvieron un rato parados al costado, tal vez para darnos certeza de que no iba a explotar y de que no había peligro”, contó con ironía colombiana.
Lora reconoce que todo salió bien y que sólo fue un susto, pero por las dudas no volverá a cambiarse de lugar la próxima vez que esté sentado en un asiento del lado del pasillo.

La Gaceta:
http://www.lagaceta.com.ar/nota/302395/Informacion_General/Bienvenida_con_olor_quemado_aeropuerto.html

--------------------------------------------------------
Para el 2009 se esperan unos 40 vuelos cargueros para la exportación de arándanos

Estrada calificó como positivos los trabajos realizados en infraestructura en el aeropuerto Benjamín Matienzo. “Logramos que salieran 15 aviones cargados con fruta; hay que seguir apostando y trabajando para que en 2009 saquemos 40 aviones”, señaló. “Fue fundamental el aporte que realizó el Gobierno provincial, ya que instaló en el hangar de la estación aérea una sala de frío con una capacidad de 10.000 pies cuadrados (1.000 metros cuadrados)”, comentó Estrada. En el lugar se instaló una carpa refrigerada, donde el personal técnico trabajó en las condiciones adecuada.
“Tenemos que trabajar unidos el Gobierno provincial y los productores, para lograr que la campaña 2009 tenga un buen resultado”, dijo. “El Ejecutivo nacional tiene una cuota de responsabilidad, ya que si se mantienen las retenciones y las devoluciones del IVA siguen sin llegar, los productores no podremos subsistir”, señaló con preocupación. “Esperamos que también nos ayuden, recibiendo buenas noticias del Banco Nación Argentina, ya que solicitamos líneas de créditos blandos”, concluyó.

La Gaceta: Nota completa
http://www.lagaceta.com.ar/nota/302503/Rural/bajos_precios_conspiraron_contra_sector.html

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Mal ahí la tripulación que no hizo un anuncio a los pax relatando lo que pasaba, tendrían que haber blanqueado que había un problema pero que estaba todo bajo control, incluso nunca se declararon en emergencia.
El avión llegaba a irse de pista y había heridos, y flor de bolonqui podría tener la empresa y el comandante.

Lucas dijo...

JAJAJ, pobres azafatas, del susto que se pegaron no sabian q decir, y dejeron lo de siempre.

Alberto Acosta dijo...

Personalmente pienso que hubiera sido ideal que el propio comandante anticipara, con serenidad y firmeza, la situación real del vuelo.
Es importante (al menos para mí) escucharlo advirtiendo una posible emergencia como para dar esa sensación de que tiene las cosas bajo control y no después -por callar- dar lugar a episodios de histeria o pánico como los que ocurrieron.

Anónimo dijo...

No hagan tanta alaraca y misterio en el aire... La GACETA hiso toda una escena de terror y accidente fatal de lo que solo fue simplemente un incidente.
veamos... para empezar hay una falla en el sistema hidraulico. Entonce se procede a extender el tren en forma manual.. se liberan las trabas y este cae por gravedad. Una Compuerta del mismo por alguna razon no vuelve a retraerse quedando asi un freno "agarrado" a la rueda y como resultado se dan estas chispas.

EL AVIÓN EN NINGUN MOMENTO ESTUVO EN PELIGRO... DEJEN DE HACER AMARILLISMO.

Alberto Acosta dijo...

Es importante aclarar eso.
En cuanto a La Gaceta entiendo (aunque obviamente no justifico) el despliegue periodístico; la nota vende.
Sería bueno que Andes, o quien corresponda, realice oportunamente la aclaración correspondiente, una vez que las autoridades se expidan.
Así se le da seriedad al asunto y se evita que todo quede como otra nota amarillista más.
O peor aún, que algún incauto piense que realmente hubo un accidente serio, cuando no lo hubo.

Anónimo dijo...

Para que te des una idea del daño que esta causando la Gaceta a una empresa de aviación regular del interior, que no hace mas que tener la importantisima tarea de descentralizar el supuesto "federalismo argentino". Vino gente a preguntarme si era seguro viajar en Andes? Si debian devolver sus pasajes "y viajar en colectivo"? Si el avión que se "salio de pista" volvera a volar y de ser asi que les avise cuando toca ese aquipo asi no suben. Y asi puedo seguir.
La gente nada sabe de aviación, y se asusta muy facil y sin tener fundamentos mas que las falsas pautas que esta dando o dio un periodico que solo se intereso en vender y no en tratar de cuidar lo poco que tenemos.

Despues todo el mundo se queja que Tucumán no tiene suficientes vuelos.

Anónimo dijo...

Las compuertas del tren cuando baja de esta manera sin presión hidráulica, no se retraen, quedan abajo, y las tapas no tienen nada que ver con los frenos.
Cualquier avión puede tener un problema, el tema es que la tripulación esté a la altura de las circunstancias y no que se haga la tonta ante un problema, que si bien no era grave, igualmente hay que estar preparado ante alguna eventualidad.

Anónimo dijo...

La empresa me parece que tendría que reveer un poquito el entrenamiento de sus pilotos.
Problemas técnicos, pueden surgir como en cualquier empresa, pero si son mal resueltos, pueden tener una consecuencia grave.

Anónimo dijo...

Pregunta con todo el respeto...

Que te da la pauta para decir que los pilotos resolvieron mal el problema?

Anónimo dijo...

Tengo 2700 de Cmte. de MD80 con unos cuántos simuladores encima, sé de qué se trata la falla que tuvieron.
No es un gran problema el que tuvieron, pero si es mal resuelto puede terminar muy mal, además estuve en TUC 2 días después del evento y hablé con testigos del hecho.
Lo mínimo que podrían haber hecho es hacer un anuncio sobre lo que estaba pasando como para preparar a la gente y no se asuste más todavía.

Anónimo dijo...

Bueno esperemos que sea como usted dice... Pero ya sabe como es esto... al momento de los palos uno nunca sabe como va a reaccionar.
Quiero dejarle en claro, no estoy excuso al comandante de su posible error, y no estoy discutiendo para nada con used. Simplemente estoy reclamando un poco mas de seriedad por parte de los medios, que lo unico que estan logrando con estas actitudes (aparte de lucrar) es dañar al sector.

No soy comandante de MD, ni nada que se le parezca. Simplemente es la humilde opinion de un colega.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo de que el periodismo es un desastre y que con tal de vender dice cualquier cosa ni se asesora con gente que sabe del tema, dicen lo que escuchan por ahí y que meta mucho miedo nada más.

Alberto Acosta dijo...

Volé el miércoles 3 en el LV-BNI y todo perfecto, puntualidad, etc. El comandante se dirigió a los pasajeros, etc. e inclusiv e anunció que habría una demora por cuestiones de tráfico aéreo en AEP.
Se "hizo tiempo" arriba y luego, cuando fue autorizado, el vuelo aterrizó con total normalidad.
Había 108 pax, según me informó una amable TCP.
Deseo que Andes prosiga creciendo en todo sentido, junto con AR/AU y -por qué no- con 4M (LAN) también en TUC