viernes, 22 de agosto de 2008

Un olor nauseabundo descompone a la gente que llega a Tucumán

Todas las tardes en época de zafra, el aeropuerto se envuelve de un aire nauseabundo, parecido a queso rancio o vómito. Un olor propio de la melaza.
Cada vez es peor, ya que anoche, con la llegada del vuelo AU2484, pude presenciar a una menor, de aproximadamente 10 años de edad, que se descompuso mientras caminaba con su familia a la playa de estacionamiento.
Desconozco con presición si había llegado en el vuelo de Austral, pero anoche el aire realmente estaba muy dificil de respirar.



La primera impresión que tiene un pasajero que llega a Tucumán en los vuelos de la tarde, es de un irrespirable olor nauseabundo que puede llegar a descomponer a la gente. Al olor también se lo siente al caminar por la manga.

Blog tucumano que trata los problemas de contaminación de la provincia:
http://tucumancontaminada.blogspot.com/

executive mba degree programs

4 comentarios:

Anónimo dijo...

señor me parece que usted por desconocimiento ,habla con total livindad de qu los olores a los que se refiere provienen del ingenio la Forida,me parece que usted no sabe que dicho ingenio es uno de los pocos en la provincia que ha pasado los informes ambientalistas de la provincia y la nacion habiendo realizado una inversion millonaria en este tema para evitar contaminacion.Su desconocimiento y desinformacion tienen caracter tendensioso,y falaz .como si estuviera persiguiendo inereses creados por terceros .lamento mucho lo poco apropiado y fuera de lugar de sus comentarios .

José Ignacio dijo...

Bueno, está bien, no se enoje. Si ud sabe de dónde viene semejante mal olor, entonces cuentenos, y de paso cambio por completo el sentido del artículo.
De la nada no viene un olor semejante. No es el olor de una quema de cañaverales.

Piedo perdón si me estoy equivocando al culpar al ingenio La Florida, pero siempre me dijeron que el mal olor venía de ahi. Prometo corregirla cuando reciba el dato del origen del mal olor, marcando que cometí un error.

Esto no es un diario, ni un boletín, es un blog. Por lo tanto, tranquílamente puedo corregir la información si llegara a ser erronea.

Alberto Acosta dijo...

Es notable cómo cuando uno llega a Tucumán por avión y baja por escalerilla a la plataforma (manga, manga, ¿estás por ahí?) lo invade el olor de la actividad de los ingenios circundantes.
No diré el de La Florida para no herir susceptibilidades, puede ser también el Ing. Concepción.
Pero es notorio ese hedor.

Martin dijo...

anónimo como se nota que no vivis por la zona de Delfin Gallo y la Florida. Todos sabemos que el ingenio la Florida contamina por sus desechos que son tirados a una acequia de mierda.
Si pasaron los informes, es porque coimearon a alguien, o simplemente tinen los nasos llenos de mocos negros.
En nombre de mi amigo y de todos los que trabajamos por la zona, les digo que los odio con toda mi alma, manga de mentirosos hipocritas.
Los otro ingenios de la zona tambien pueden irse al carajo.