sábado, 5 de abril de 2008

A 33 años de un fatal accidente en los cerros tucumanos


Un aparato similar al DHC-6 Twin Otter AE-258 ilustrado aquí fue la primer baja aeronáutica de la campaña subversiva: El AE-259 se estrelló contra el Cerro Ñuñorco Chico durante un vuelo de reconocimiento del teatro de operaciones del Sudoeste tucumano.

Reseña histórica de Aeromilitaria

Pero, desde mayo de aquel año, el foco del interés militar y policial se instalaría en la Provincia de Tucumán tras conocerse la novedad de que fuerzas irregulares operaban militarmente al Sudoeste de la capital provincial. Si bien se intentó confirmar el rumor mediante un reconocimiento aéreo, la falta de medios adecuados obligó a despachar una patrulla policial terrestre que hizo contacto con integrantes de la plana mayor del ERP en el paraje conocido como Sauce Huascho, 20 Km. al Oeste de Faimallá. Informado el gobierno central, éste dispuso la integración de una fuerza de tareas encargada de rastrear y detener a los irregulares. Liderada por un oficial superior de la PFA, la fuerza se integró con 500 hombres de la Guardia de Infantería y la Policía Montada, dos patrulleros (uno con ametralladora y otro con lanzacohetes), una tanqueta, 12 motocicletas, 20 mulas, algunos tractores y 13 helicópteros (cuatro del EA, cuatro de la FAA, dos de la PFA, uno de la ARA y dos del MBS). Como medios de apoyo y reserva, se alistaron varios camiones del EA y dos B45 Mentor de la FAA, artillados y con bombas, estacionados en el Aeropuerto de Santiago del Estero (140 Km. al SE de Tucumán).
La planificación del operativo, que se inició el 19 y terminó el 26 de mayo, buscaba presionar ofensivamente a las fuerzas guerrilleras mediante dos elementos aerotransportados que se desplazarían desde el Cerro Alto del Matadero en direcciones SSE y SE hacia un dispositivo de bloqueo instalado entre Faimallá e Ingenio Santa Lucía. Paralelamente, se desarrollarían procedimientos policiales en áreas urbanas con la intención de desarticular el apoyo logístico de la guerrilla. Como el Día "D" amaneció nublado y lluvioso, los helicópteros no pudieron decolar desde el helipuerto de campaña establecido en Faimallá hacia la zona de montaña. Se procedió entonces según un plan alternativo en el que los helicópteros realizaron operaciones parciales hacia Tafí del Valle, Ingenio Fronterita y Sauce Huascho; combinando estas acciones con desplazamientos terrestres desde la Ruta Nacional 38 hacia el Oeste y acciones policiales en áreas urbanas. Aunque no se produjeron enfrentamientos armados, el operativo permitió detener a 37 sospechosos, secuestrándoles armas, bibliografía, ropa, víveres y medicamentos.
En agosto de 1974, el Ejército estacionó en la ciudad de Tucumán una sección de cuatro UH-1H Huey que comenzaron a realizar regularmente operaciones de reconocimiento aéreo, transporte de tropas, patrullaje, escolta aérea armada, sostén logístico y apoyo a la comunidad. La iniciativa era parte del esfuerzo antisubversivo que las fuerzas armadas y de seguridad desarrollaron cada vez con mayor intensidad en esa provincia bajo la conducción del comandante de la V Brigada de Infantería (Br. I. V), Grl. Luciano B. Menéndez y que en febrero de 1975 alcanzaría el nivel de un operativo formal respaldado por decreto presidencial secreto. Estimamos que esos y otros medios aéreos deben haber sido empleados en dos nuevos operativos antiguerrilleros, esta vez infructuosos, que se llevaron a cabo en agosto/septiembre y noviembre de ese año. Para el traslado de tropas y pertrechos empleados en esos operativos se emplearon adicionalmente cargueros C-130 Hercules de la Fuerza Aérea.

Fue durante esta etapa exploratoria que la aviación militar sufrió la primera baja de esta campaña. El 5 de enero de 1975, pasando el mediodía, el DHC-6 Twin Otter de la Sec Av Cpo Ej III (AE-259) fue declarado en emergencia mientras sobrevolaba la Quebrada del Aconquija entre Tafí del Valle y Acheral. La máquina operaba desde Tucumán y trasladaba al comandante del III Cuerpo de Ejército, Grl. Enrique E. Salgado, al comandante de la Br. I. V, Grl. Ricardo A. Muñoz, y 8 oficiales de sus estados mayores en un vuelo de reconocimiento de la zona donde operaba la guerrilla. Gracias a un vuelo de reconocimiento realizado a primera hora del día siguiente, fue posible determinar que la máquina se había estrellado a unos 2.000 m de altura contra una ladera del cerro Nuñorco Chico en condiciones meteorológicas adversas. En el incendio que siguió al impacto, perecieron carbonizados todos sus ocupantes; incluyendo los tripulantes, Cap. Roberto C. Aguilera, Tte. 1o. Carlos E. Correa y Sarg. Ay. Aldo R. Linares. Mal revelando a la opinión pública, el accidente fue explotado publicitariamente por la guerrilla, cuyas unidades de propaganda difundieron la versión de que la máquina había sido derribada con ametralladoras antiaéreas obtenidas por el ERP en el copamiento del Batallón de Comunicaciones 141 (B Com 141) de Córdoba del 28 de febrero de 1973.

Aeromilitaria: Historia completa
http://www.aeromilitaria.com.ar/cmp/subversion/pagina2.htm

mba-online-program.com

2 comentarios:

Carlos Abella dijo...

Estimado colega: Quería acercarte un gráfico del accidente del Twin Otter, pero no se a que mail debo hacerlo. Felicitaciones por el Blog.

Carlos Abella
Roll Out
abella.carlos@gmail.com

José Ignacio dijo...

Hola Carlos!, mi email es jolongo@gmail.com
Felicitaciones también por tu blog, que está muy interesante.